Buque de la Armada rusa atacado y hundido por una morsa

octubre 2, 2019

El mar puede ser un lugar traicionero y mortal. Especialmente las aguas frías alrededor de los polos de nuestro planeta. Hay una razón por la cual historias de monstruos marinos En el límite del mundo se les ha dicho mientras los humanos hayan explorado el océano: los monstruos marinos son reales. Claro que hemos atrapado a un montón de ellos y los hemos nombrado. Pero, realmente, eso solo significa que hemos atrapado y nombrado monstruos. ¿Qué más llamarías un calamar gigante, o un narval, o una orca? "Animales" es demasiado peatonal, amigo, y has perdido tu sentido de la maravilla. Considera esto. Un buque de la Armada rusa fue atacado recientemente y hundido por uno de los monstruos más temibles del mar polar congelado: la morsa.

Sí es cierto. A principios de este mes, una de esas bestias de aspecto Wilford Brimley llevó un bote de la Armada rusa al casillero de Davy Jones. El remolcador ruso Altai estaba en una expedición científica a través del archipiélago de tierra de Franz Josef en el mar de Barents cuando se topó con una morsa y sus pantorrillas, según el medio de noticias ruso. El observador de Barents. Al igual que muchos mamíferos, las morsa tienden a irritarse cuando algo o alguien parece estar amenazando a sus hijos. Entonces la morsa atacó, y en la competencia entre remolcador y morsa, la morsa ganó.

Remolcador

No hay rival para una morsa.

De acuerdo con la Militar ruso declaración sobre el incidente, no se registraron pérdidas de vidas o equipos. Ellos dicen:

"[The] Un grupo de investigadores tuvo que huir de una morsa hembra que, mientras protegía a sus cachorros, atacó un bote de expedición.

Se evitaron problemas serios gracias a las acciones claras y bien coordinadas de los miembros del servicio de la Flota del Norte, que pudieron quitarles el bote a los animales sin dañarlos ".

La Sociedad Geográfica Rusa, sin embargo, declara (según lo traducido por Military.com) que la morsa golpeó el bote lo suficientemente bien como para hundirlo, pero señala que no hubo pérdida de vidas:

“Las morsas atacaron el bote participante. El bote se hundió, pero la tragedia se evitó gracias a las acciones claras del líder del escuadrón. Todos los participantes del desembarco llegaron a salvo a la orilla ”.

Según el observador de Barents, había un avión no tripulado volando cerca de la familia de la morsa, pero se desconoce si ese fue el desencadenante del ataque o no.

Morsa

Mira este horrible monstruo.

El remolcador Altai estaba en el Franz Josef Land Archipelago trazando las rutas de los exploradores del siglo XIX Julius von Payer y Karl Weyprecht, quienes descubrieron el archipiélago. Al igual que los exploradores del siglo XIX, su misión era estudiar flora, fauna y glaciares en el archipiélago. Y como muchos exploradores del siglo XIX, también tuvieron problemas con los monstruos marinos.

Si crees que una morsa, con bigote y colmillo como es, atacar y hundir un bote lleno de científicos es una imagen divertida, tienes razón. Pero tenga en cuenta que las morsas también pueden crecer hasta unos pocos miles de libras, y tienen grandes lanzas sobresaliendo de sus caras. Por mucho que parezca que sus adorables bigotes quieren un abrazo, que esto sea una lección, si te encuentras navegando entre glaciares en un remolcador: deja en paz a las morsas.

.

No hay comentarios

Deja un comentario